background nube 28KB

 

PONIENDOLE ALAS A SU SUEÑO

Usted está a punto de tomar el paso correcto: el espacio cibernético es el escenario futuro de los negocios en Ecuador. En estos días, los hogares con servicio de internet llegan al 30% y se estima que este número subirá al 70% para el 2017. Su empresa no puede darse el lujo de quedarse fuera de este panorama sin elevar el potencial de sus ganancias y encumbrarse de la mano de la tecnología, con la ayuda de Nube51.

Nube51 fue creada pensando en que su proyecto no debe llevar anclas para elevarse así como para garantizar la permanencia segura y sin contratiempos de su negocio en el orbe cibernético.

Una vez que ha decidido crear un sitio web para su negocio, la consecuente decisión es escoger la empresa desarrolladora que se encargará de su implementación. El conocimiento sobre cómo funcionan las cosas en el internet no es obvio. Casi siempre viene enmarañado por tecnicismos en un lenguaje que solo los especialistas manejan. Es comprensible que usted prefiera confiar en la empresa desarrolladora en vez de tomarse una significativa cantidad de tiempo y esfuerzo en aprender por sí mismo todos los detalles que supone la construcción de páginas web. Confiar en el desarrollador está bien porque así es como debería ser. Sin embargo, las abrumadoras cuestiones  técnicas relacionadas con la implementación de páginas web pueden esconder detalles que tanto si su desarrollador no los revela como si los oculta deliberadamente, pueden volverse contra usted y hacer de su sueño una pesadilla.

LA SORPRENDENTE CONTRADICCION

En el ámbito legal, la propiedad es el poder directo que se ejerce sobre un bien. Este poder otorga a su titular la capacidad de disponer libremente del objeto y sus frutos. ¿Se sentiría perjudicado si después de contratar a alguien para que le construya el sitio web de su empresa, encuentra que no lo puede alojar en la computadora que usted desea, no lo puede modificar con cualquier otro desarrollador o, lo que es peor, no lo puede vender porque aunque pagó por ello, simplemente no le pertenece?

VENTA DE SITIOS WEB

No sería raro que si su negocio a través del internet progresa de manera visible, alguien le proponga comprárselo en muchas veces más de lo que pagó por él. También podría suceder que el nombre de su sitio web  resulte muy comercial para cierta rama de la industria o para un inversor.

En los años 90, cuando el internet apenas salía a la luz, gente asociada al desarrollo del internet, muchas veces programadores con cierto instinto de negocios, encontraron evidente la potencialidad comercial de nombres de sitios web que todavía no existían.  Estos nuevos inversores, gente como Rick Schwartz y Frank Schilling más tarde, empezaron a comprar los nombres que más prometían. Cuando el internet se desarrolle de manera importante –pensaron-, muchas personas estarían  interesadas en vender, por ejemplo, casas a través del Internet. Ellos necesitarían un nombre muy comercial y muy obvio para sus páginas web; algo así como casas.com, casasdeventa.com etc. Así que se compraron todos los nombres que pudieron esperando venderlos cuando alguien los necesite. Rick Schwartz todavía hoy posee alrededor de 5000 nombres según Paul Sloan, de CNNMoney. (1) La buena intuición de estos inversores se vio compensada y las leyes de la competencia hicieron que eventualmente ciertos nombres alcanzaran precios impredecibles: Cameras.com, por ejemplo, se vendió por US $1.5 millones. Ahora no nos extraña precios como los siguientes: wine.com en US$2.9 m;  business.com,  en US$7.5m.(2)  Uno de los criterios para establecer el valor del nombre de un sitio web es que un nombre vale tanto como su comprador está dispuesto a pagar. (3)  Estos “nombres”, como wine.com o business.com, se conocen en nuestro medio como “nombres de dominios”  (Domain names, en inglés) o simplemente “dominios”.  Hasta aquí todo es legal y debe estar claro que el propietario del dominio es el que recibe los dólares.

Sin embargo, un inversor estadounidense ganó notoriedad a través de una compra a gran escala de nombres que iban a infringir derechos de marcas registradas, es decir de nombres de empresas que ya existían. Luego de la compra, llamó a los propietarios de dichas marchas para persuadirlos de que era más barato adquirir los nombres a través de él que financiar una acción judicial. El inversor hizo mucho dinero con esto pero estableció un precedente legal. Este chantaje tiene sanciones punitivas en el “AntiCybersquatting Protection Act”. (2)  El adjudicarse nombres de empresas ya existentes es ilegal y va en contra de las leyes que protegen las marcas registradas. Esto también debe estar claro.

¿Por qué nos hemos tomado el tiempo de escribir esto y usted en leerlo? Porque en el Ecuador es muy común que usted contrate los servicios de un desarrollador y éste registre el dominio de su empresa a nombre del desarrollador y no a nombre de la empresa, como debería ser. Así de grave y así de simple.

EL NEGOCIO DEL HOSTING

Y las cosas no quedan ahí. Esta maniobra le da al desarrollador ventajas adicionales que usted no se da cuenta al momento de comprometerse con él pues no son evidentes y solo las descubrirá cuando sea demasiado tarde.

El propietario de un dominio es la persona a nombre de quién se registró dicho dominio cuando se lo compró. Como lo explica Bruce Arnold de www.caslon.com.au : estrictamente hablando, los propietarios de un dominio no poseen el nombre sino más bien una licencia para usar esa dirección del internet (URL). Esto les da el derecho de dirigir el tráfico de los usuarios que quieren acceder, digamos a www.miempresa.com, hacia un sitio web alojado en una determinada computadora en el mundo y no en otra. El propietario del dominio, a través de un nombre de usuario y de una contraseña (conocidas en nuestro medio simplemente como “claves”) tiene acceso a una página del Internet que administra el dominio. En un casillero, bajo el título de DNS, el propietario del dominio escribe el nombre de la computadora (servidor) que alberga al sitio web y a donde se dirigirá a los usuarios cada vez que quieran llegar a dicho sitio web, en nuestro ejemplo: www.miempresa.com

Un término empleado por los desarrolladores es la palabra inglesa “Hosting”. Hosting es nada más que el alojamiento de todos los archivos que conforman un sitio web en una computadora determinada que por sus especificaciones y gran capacidad se denomina “servidor”. En otras palabras, cuando usted paga por el hosting de su sitio web está pagando por el arriendo de un espacio en algún disco duro.

Suponga que usted está cansado de pagar el hosting de cada mes y decide albergar su sitio web en su propio servidor, o encuentra un servicio de hosting más barato, o quiere que otro desarrollador intervenga en el mejoramiento de sus páginas web o que las rediseñe completamente. Todas estas opciones suponen redirigir el tráfico de usuarios que buscan sus páginas web hacia otra computadora diferente de la actual. Para esto, usted debería ser capaz de entrar en la administración del dominio de su sitio web y escribir el nombre del nuevo servidor (DNS). ¿Cómo lo puede hacer si no tiene las claves para entrar en dicha administración? ¿Si le pide las claves al desarrollador que hizo su sitio web actual, cree usted que las entregará sin ningún inconveniente?

Hay más de una razón para que su pedido se vuelva un largo debate que no acabará bien. En Ecuador, los desarrolladores arriendan el hosting a terceros, ya sea en el extranjero o dentro del país. Pagan una cierta cantidad, por ejemplo US$20 o US$30 al mes, por un espacio dentro del cual ellos albergan muchos sitios web. Cada mes cobran, digamos US$15 a los dueños de cada uno de ellos con lo cual hacen un gran negocio.  Al momento de comprometerse con usted, lo hacen de tal manera que el hosting es parte del compromiso. No le advierten, por supuesto, que usted podría pagar tan bajo como US$4 mensuales si aloja sus páginas web en servicios como www.godaddy.com o www.webhostinghub.com o cientos de otros servicios. Una vez que usted ha hecho el trato con su desarrollador, éste se atribuye el dominio a su nombre y dirige el tráfico de su sitio web al servidor donde tiene los demás sitios web que controla. No es muy honesto el ocultar información que puede abaratarle los costos y que significa un ingreso mensual escondido para el desarrollador que, a costa suya, puede durar tanto como dure su empresa. ¿Todavía cree que su desarrollador le entregará las claves sin ningún inconveniente?

EL NEGOCIO DEL DISEÑO

Hay otra razón más para no entregarle las claves: un conflicto de intereses. El desarrollador que hizo sus páginas web, espera ser quien implemente cualquier modificación posterior y cobrar por ello. De todas maneras, puesto que él tiene las claves, solo él lo puede hacer. No tiene ningún motivo para facilitar el que usted lleve su sitio web a otro desarrollador de su preferencia para que modifique el diseño. Es posible que usted ya haya pagado a un segundo desarrollador para que le rediseñe sus páginas web. Por supuesto, el nuevo desarrollador habrá armado su nuevo sitio web en otra computadora (servidor) distinta a la que alberga actualmente al antiguo diseño. En tanto no se cambie el nombre del servidor en la administración del dominio, cada vez que un usuario o cliente quiera llegar a cualquiera de sus páginas web, será dirigido al antiguo diseño. El problema es tan difícil de resolver que usted preferirá seguir empleando al desarrollador que usted ya no quiere, por el resto de la vida de su sitio web.

Como si esto fuera poco, habrá quedado indefinidamente comprometido y mensualmente sobrefacturado por alguien que ya no aprecia. ¿Tendrá la paciencia para tolerar por siempre esta situación o se sentirá estafado mes por mes?  Si decide hacer algo al respecto, el único camino que le queda es una acción legal que le enfrascará en un juicio largo y costoso que no solo deberá resolverse en el país sino que deberá ser avalado en el exterior que es donde se aplican las leyes impuestas por acuerdos como el AntiCybersquatting Protection Act. Tome en cuentra que, ya entrados en el pleito, mientras dura el juicio su desarrollador puede reemplazar la totalidad de su sitio web por una sola página web en blanco.

EL NEGOCIO DEL MATERIAL ILEGAL

Una alerta más que no es menos importante: algunos desarrolladores, impulsados por la misma avidez con que buscan hacerse de su dinero, tratan de ahorrarlo al máximo. Así es como terminan usando software ilegalmente adquirido como parte integral del sitio web que construyen. Estos elementos son, generalmente, plantillas y módulos: las plantillas dan la vertebración a las páginas web que forman el sitio web; los módulos de proveen de funcionalidades específicas. Si alguna vez se ponen en práctica las leyes que buscan la protección de los derechos de autor, y se ejecuta una auditoría sobre el sitio web de su compañía, es muy posible que el gobierno lo cierre hasta que no presente las respectivas licencias que certifican la legalidad de dicho material. Tendrá que pedírselas a su desarrollador quién, ante las múltiples quejas por la misma razón, probablemente ya habrá desaparecido del planeta. ¿Qué pude hacer?  Si desea construir un nuevo sitio web con todo legalmente adquirido, no lo puede hacer. Recuerde que su desarrollador tiene las claves. Y tenga en cuenta que en todo el tiempo que le tome resolver este problema, su sitio web estrará suspendido con el subsecuente perjuicio económico para su empresa.

Otra característica local es el total descuido acerca de la seguridad de las páginas web, resultando vulnerables al ataque de hackers y susceptible de inyecciones de comandos SQL que pueden exhibir datos privados, transacciones, emails, números de tarjetas de crédito y claves de acceso.

En este punto debe estar bien claro que usted debe ser muy, pero muy cuidadoso al escoger un desarrollador.

EL REMEDIO

Afortunadamente, el remedio para evitar que esta pesadilla le ocurra a usted como a otros ecuatorianos es muy sencillo. Simplemente, asegúrese de ser usted quien registre su dominio y, por supuesto, hágalo a su nombre. ¡Eso es todo! Y esa es precisamente la forma en que trabajamos con el cliente en Nube51:

Usted es el responsable de comprar y registrar su dominio. Usted es el dueño de su dominio y usted es quien tiene las claves de acceso.

Usted es quien elige el servicio de hosting y los pagos los hace directamente a dicho servicio pudiendo cambiar de servicio a su conveniencia tantas veces quiera.

Al final de nuestro compromiso se le entregarán copias de las licencias de cualquier software comercial utilizado en su sitio web para garantizar la legalidad del mismo.

 Una vez terminada nuestra intervención en el desarrollo de su sitio web, usted estará en total independencia y en libertad de comprometerse en el futuro con cualquier otro desarrollador si así lo desea.

La exposición directa de esta información como parte de una visita consultiva, tanto como la visita misma, no le obliga a usted a contratarnos. Tómelo como la advertencia que viene de un amigo. Si decide no trabajar con nosotros, por favor, tenga en cuenta lo expuesto para evitarse un serio y prolongado daño. Si, por el contrario, decide depositar su confianza con nosotros, debe saber que los puntos anteriores figurarán por escrito como parte de nuestro acuerdo. Por favor llámenos en cualquier momento. Estaremos gustosos en servirle con honestidad.

Bibliografía:
(2) Artículo: Domain Name Prices. - http://www.caslon.com.au/dnspricesnote.htm
(3) Artículo: Domains Profile.- http://www.caslon.com.au/domainsprofile7.htm

Cómo saber si su sitio web le pertenece.

Escriba whois.net en su navegador de preferencia y usted verá lo siguiente: Escriba el nombre de su web site dentro del casillero y haga click en el botón "GO": A menos que usted haya pagado para que oculten su nombre por motivos de privacía (como yo lo he…

SEO, ¿qué es?

EVOLUCIÓN DE UN PARADIGMA Antes de su divulgación, la creación de un sitio web y su posterior mantenimiento resultaba muy complicado y restringido a aquellos que escribían código. Una página web está formada básicamente por su contenido y su aspecto. La…

¿Cómo funcionan los Motores de Búsqueda?

Todos entendemos lo difícil que resultaría ubicar libros sobre un tema en particular en una biblioteca descomunal que no tiene índices que los agrupen y ordenen. Lo mismo es el Internet sin los motores de búsqueda. De la misma manera como en esa biblioteca…

¿Qué es el "Internet Marketing"?

SOBRE MARKETING EN GENERAL En general, se entiende por el término inglés “Marketing”, el proceso de comunicar el valor de un producto o servicio a los clientes con el propósito de vender dicho producto o servicio. El atraer clientes es una parte muy crítica…

¿Marketing es Facebook más Twitter?

MARKETING, OTRO MOTIVO DE ENGAÑO Es frecuente escuchar a un cliente la historia sobre…

CMS, ¿qué es?

EVOLUCIÓN DE UN PARADIGMA Antes de su divulgación, la creación de un sitio web y su…

Ataques de Hackers: ¿cómo funcionan?

PESCANDO A RIO REVUELTO Hay diferentes tipos de ataques con diferentes propósitos y…

Seguridad ofrecida por Nube51

HACKERS Y SEGURIDAD: ¿CÓMO PROTEGERSE? Las firmas que se dedican a limpiar páginas web…

Nuestras páginas web resisten bajo Ataque de Fuerza Bruta

El objetivo de este artículo es exclusivamente mostrar cómo se comporta un sitio web…

Características de nuestros sitios web

Si usted así lo solicita, iremos a su oficina para ofrecerle una conferencia informativa…

¿Qué esperar después de contactarnos?

Una persona de nuestro equipo los visitará para ofrecerles una conferencia sin compromiso…